lunes, 8 de octubre de 2018

Beta espera

Sin lugar a duda son los peores días del tratamiento, la beta espera.

Después de 15 dias de sufrimiento acabó mi agonía,  beta negativa.
Aún sabiendo que sería muy difícil que funcionara a la  primera, había puesto toda la esperanza y mi fe en éste intento.
Quizás está fue  la razón  de haberlo pasado tan mal, la fe.
Los primeros 3 dias de la betaespera no tenía ningún síntoma, excepto dolor dd regla pero bastante suave, también ayudó  el valium que tomé éstos primeros 3 dias.
A partir del cuarto día empezó mi verdadera agonía,  insomnio, mal humor y sobre todo mucho dolor, si mis reglas son malas, éste dolor era mucho peor.
Creo que a partir de aquí es cuando sin conciencia aún ,yo ya sabía que mis embriones no habían evolucionado. Mi corazón me lo gritaba y allí estaba yo, sin querer escucharlo y manteniendo la llama de la esperanza viva.
En algunos momentos de  lucidez y sentido común me buscaba algún síntoma, alguno de tantos que había leído en Internet durante mis investigaciones. Nada, no sentía nada más que los terribles dolores que me visitaron desde el primer día  postransferencia  para quedarse allí hasta el final.
El día 7 beta espera me hice un test de embarazo y como era lógico salió negativo, primero porque no estaba embarazada aparte de que era muy pronto. Tantas eran mis ilusiones que llegué a confundir el test,veía una sombra de positivo en la línea de evaporación. A partir del 7 día hasta la beta me hice 5 test, uno cada día por la mañana. Cada día perdía las esperanzas y esto me ayuda a plantar los pies sobre la tierra, aterrize de golpe y el dolor fue terrible. Lloré todo lo que pude con cada negativo pero yo voy sobre seguro, me gusta caminar sobre suelo firme y por más doloroso que fuera saberlo, prefería ir a la beta con la certeza del resultado. Quizás digan "vaya que te gusta torturarte", pues yo tenía muy clara una cosa, no quería salir llorando de la consulta, no quería escuchar murmullos en la sala de espera diciendo " pobre, que le habra  pasado, salió llorando". Me quise proteger del dolor, quise proteger mi integridad como mujer y al final sufrí,  pero aún así lo prefiero. Tan sólo quería que pasara la beta y poder seguir hacia adelante, confíando en que la próxima vez será el intento dd la suerte ¿ Será que ya me toca? Quien sabe,  tan sólo el tiempo lo dirá.  Por ahora a recuperar las fuerzas,  las ganas y la ilusión de seguir en la lucha. Son tiempos de reconciliación, reconciliación con la pareja ya que se resiente bastante después de un negativo, con la família ya que cualquier cosa que te digan sienta mal y con Dios porque nunca quiere escuchar mis ruegos.
Hasta enero no pueden ponerme mis congelados así que hay tiempo para recuperar fuerzas y reponerme de la decepción. 
Hasta la próxima.

lunes, 1 de octubre de 2018

Transferencia embriones

Hola a tod@s!!!

Aquí estamos otra vez, el ultimo día les estaba contando que seguía mi cita para ver la evolución post punción y saber cuantos embriones había vitrificado.

Pues bien, después de tanto llanto,  de tanto dolor pasado durante una semana, llega mi cita. Yo iba preparada para todo, lo bueno y lo malo ya que en una semana te da tiempo para asimilar muchas cosas.
Entré en la consulta muy nerviosa, temblaba más que un flan, ademas estaba sola ya que mi marido por trabajo no pudo acompañarme. Nada más entrar en la consulta (imagino que tenia mala cara) , la doctora J G me dijo: relájate, tenemos 4 embriones vitrificados, todos de muy buena calidad.
No se pueden imaginar el alivio que sentí, estaba loca de contenta porque aun después de fecundar tan solo cinco, solo hubo uno que no pudo evolucionar.

Pasamos a realizar la ecografia y estando todo bien cuadramos fecha para transferencia. Esto paso en julio, con la regla de agosto tenía que llamar para que me metieran en cuadrante para transferencia y empezar medicación pre transferencia.

Volviendo de mis vacaciones,me bajó la regla, día cuatro de agosto, como era sábado debía empezar con los parches (evopad 50), tres parches primer día de regla y cambiarlos cada tres días. Como soy una mujer muy prevenida, antes de irme de vacaciones me compré los parches por si no los podía encontrar en la farmacia, así que el mismo sábado por la noche me coloqué mis parches.

El lunes llamo al hospital para avisar de la regla y que me metieran en cuadrante y......... chaparronazo otra vez, no hay hueco en cuadrante hasta noviembre. La doctora no se imaginaba que hubieran tantas transferencias en septiembre así que me quede fuera de cuadrante y otra vez a la espera.
Bueno, como dicen por ahí "el que no llora no mama" pues yo hice eso mismo, llorar y llorar pero eso sí, no sólita en casa como siempre si no llamando al hospital cada día hasta que me buscaron un hueco(pobre la señora X que me atendía por teléfono, se llevo todo mi mal genio ella sólita).
La señora X me tomo los datos y me llamo varias veces con diferentes fechas hasta que encontramos una que coincidiera con mí regla. Gracias a ella tenia la tan deseada fecha para la transferencia embrionaria 25 de septiembre.
Sigo con parches muy ilusionada, progesterona de 100 cada 8 horas los últimos tres días antes de transferencia..... y así llego mi gran momento.

El martes día 25 tenia que acudir a la consulta sobre las 11:30 con la vejiga llena(que mal lo pasé).Llegamos a la sala de espera media hora antes, yo con mi botella  de agua ya que al no aguantar las ganas vacié un poco la vejiga y yo la quería tener a reventar. Me toca el turno 15 minutos antes de mí hora y allá vamos mi marido y yo, nerviosos pero muy ilusionados a la vez.

Éntro para la eco, mide endometrio, útero, ovarios, todo perfecto así que el ginecólogo le pregunta a mi marido si quiere entrar..... nunca, nunca( a pesar de la vergüenza de estar ahí con tanto medico y mi marido mirando) había pasado un momento tan único y precioso. Viene la embrióloga  con su super cánula que portaba mis bebes. Me pregunta mi nombre para evitar algún error y me dice que de los cuatro descongelaron dos y los dos han evolucionado, así que me pondrían dos y quedan otros dos vitrificados para la próxima.
Entrega la cánula al ginecólogo y procede la transferencia. En un momento después allí estaban mis dos manchitas blancas en el monitor.Fue el momento más precioso de mi vida.
Nos fuimos a casa y haciendo reposo desde entonces.
Momento beta espera, momento de nervios y mucha incertidumbre hasta el día 8 de octubre.
Hasta pronto, espero para la próxima tener buenas noticias.

jueves, 30 de agosto de 2018

Un pasito más

Hola a tod@s!!!

En mi ultima entrada estábamos en la espera de los resultados, así que aquí estoy para contaros todo el proceso desde entonces.

Pasaron muchas cosas pero empezaré por el principio para no olvidar ningún detallito...

Los resultados pre punción salieron bien(aunque en éste estudio no miraron la morfología del semen, siendo éste nuestro único problema de fertilidad), me mandaron anticonceptivos durante 35 días sin interrupción y próxima cita para control frenado durante la regla después de los anticonceptivos. Todo estaba bien en la ECO, tenia muchos folículos así que me mandaron la 2ª fase del tratamiento: los famosos pinchazos.


La 2ª fase consistía en pinchazos de Gonal 1050 y Menopur 75 durante 8 días y en los últimos 3 días me mandaron Orgalutran ya que estaba prevista una hiperestimulacion ovárica. En la cita después de los 8 días de tratamiento vuelve a salir bien la ECO así que me mandaron dos días mas de pinchazos y fecha para punción.

La 3ª fase comenzaba tres días antes de la punción y consistía en un pinchazo de Decapeptyl 3en1( 3 ampollas mezclado con un solo disolvente),dos días antes me mandaron lavados con rosalgin pronto por las mañana y noches, 1 sobre de Azitromicida 1g( antibiótico) y la noche antes de punción una pastilla para dormir bien toda la noche(Alprazolam 0,5 mg).

Me desperté muy relajada y preparadísima para la punción, lo único que me afecto un poco fue no poder beber agua pero al final lo pude aguantar bien.

Ingresé a planta a las 8 y media y a las 9 ya estaba en los pasillos del quirófano, ya la espera me estaba poniendo un poco nerviosa, un poco por la anestesia (la primera vez que me ponían anestesia) y un poco por la incertidumbre de como saldrían las cosas.
Tenia primer turno de quirofano así que entre primera y una vez dentro me pincharon la anestesia. El anestesista era muy cariñoso, me hablaba, me tocaba mucho la cabeza diciéndome que todo saldría bien y que no me resistiera a dormir, y de repente me dormí.
De repente desperté, abrí un ojo y pedí agua aun sabiendo que no se podía, estaba muerta de sed así que le pedí un palito helado de limón(no recuerdo como se llama)y me lo dieron. Ya aplacada un poco mi sed pregunté cuantos ovocitos me habían sacado y como es lógico no tenían esta información.
Me pasaron a planta media hora después y casi al medio día vino la doctora para darme el alta. Me dijo que me habían sacado 30 ovocitos maduros, que congelarían los fecundados ya que había hiperestimulado y era peligroso transferencia en fresco.
Me fui a mi casa muy inflamada y con mucho dolor. Al día siguiente llamé a laboratorio para ver cuantos habían fecundado y en el momento que me contestó casi me muero de dolor. Solo habían fecundado 5, teníamos 5 embriones de 30 ovocitos maduros el primer día con la posibilidad de perderse alguno en el camino. Me quería morir del dolor, de la impotencia así que ya estaba pensando en la segunda lista de espera, para segundo intento de FIV. 
Muy desilusionada  me quedé esperando para la próxima cita para el control después de la punción para que me dijeran cuantos embriones congelados teníamos y posible fecha de transferencia.
Una semana más para saber que en el mejor de los casos solo tendríamos 5 frigobebés.... que sería casi un milagro de que fuera así.

Continuara......


martes, 12 de junio de 2018

Comenzando la marcha atrás


Hola a tod@s

Andaba un poco desaparecida pero ya estoy de vuelta para contaros como vamos en nuestra espera. Después de dos largos años por fin nos llamaron para empezar el tratamiento. Fuimos a nuestra primera cita (el futuro papá y yo), nos repitieron las pruebas y ahora andamos en la espera de los resultados. Dos meses, nada más  y nada menos tardan los dichosos resultados , pero bueno no queda de otra.
La verdad que estoy muy contenta, nos tocó una doctora que me cayó muy bien, parece simpática, agradable y con mucha empatía, que esto ya es mucho en el mundo de los infertiles.
Nuestra lucha de verdad comienza ahora, el camino es muy largo y doloroso, los ánimos empiezan a bajar y conforme se acerca el momento para empezar,el miedo me paraliza.
No sé porque, no soy miedosa normalmente pero creo que esto supera cualquier cosa que yo haya podido desear en toda mi vida. Es un miedo irracional porque no depende solo de mi el que pueda salir bien o mal el procedimiento.Tampoco ayuda mucho la situación personal por la que estoy atravesando ahora mismo pero aun así tengo mucha fe en que toda saldrá bien, porque creo que ya cumplí mi cupo de sufrimiento y ademas me lo merezco.
Llevo para escribir esta entrada varios meses y por ciertas cosas que me pasaron últimamente, exámenes tras exámenes, falleció mi abuela y otras cositas por ahí, me fue imposible escribir sobre los pasos que íbamos dando en nuestro camino.
Bueno, prometo ponerme al día con todas las novedades, en estos días publicare la siguiente entrada, os contare sobre los resultados de las pruebas, la medicación y el procedimiento a seguir.
Volveré en unos días.
Hasta pronto.


martes, 2 de enero de 2018

Año nuevo vida nueva

Hola!!!

¿Que tal todo?¿ cómo pasaron las fiestas?
Como sabrán por mí ultima entrada, andaba yo  un poco nerviosa y desganada con vista a las fiestas pero al final todo salió muy bien.La cena de Navidad  con la familia política salió muy bien, la comida,la compañía la buena charla y los sobrinos,cada cosa en su medida hizo que me olvidara de mi sufrimiento y disfrutar de unos días muy agradables.
El fin de año como siempre doble celebración ya que el día 1 es mi cumpleaños, así que después de la comilona,  tocaba tarta para la merienda.


Hoy,empezando el año nuevo hago un alto en mi camino y mirando hacia atrás veo todo el 
dolor, sufrimiento y desilusiones vividos . Aun así estoy agradecida con el año 2017 ya que viví momentos en familia muy especiales, sentí miedos como nunca había sentido y viví experiencias que me hicieron mucho más fuerte que antes así que adiós 2017 y bien venido 2018.

 Que este año nuevo sea el de ir tras tus sueños el de proponerte nuevas metas, el de cerrar ciclos, el de hacer nuevos caminos.....
hacer que la felicidad sea el camino y no la meta.
Feliz año nuevo.

Besos y hasta la próxima.


domingo, 10 de diciembre de 2017

Sobrevivir en Navidad siendo infertil



Hola a tod@s

¿Y como hacerlo?
Es la misma pregunta que me hago desde hace unos días.

Para los infertiles, ciertas fechas de fiestas no nos apetecen nada,para nosotros o al menos para mi son fechas donde más me pesa la infertilidad.


Son días de encuentros familiares y de amigos, estos amigos y familiares con su montón de hijos(tan felices ellos) te recuerdan a ti misma tu fracaso en el intento otra vez, mes a mes, año tras año.
Por si fuera poco ayer nos enteramos de otra familiar que está embarazada así que os podéis imaginar como me siento.
Odio los momentos en los que me dan la noticia porque no me puedo alegrar por ellos,me puse el disfraz de la falsa yo otra vez, intente poner mi mejor cara y no sé como pude aguantar tanto tiempo sin encerrarme en el baño para llorar.Al final en cuanto me fue posible me encerré en el baño y me dí la ducha más larga de mi vida.Lloré todo lo que tenía que llorar a solas, a solas como lo hago siempre porque no me gusta que los demás me vean mal, no quiero que me tengan lastima y tampoco quiero que me vean como una mujer envidiosa.
¿Pero saben que? anoche no podía dormir, dándole vueltas al asunto y me quedé pensando: pues si, soy envidiosa, envidio a las mujeres que se embarazan sin problemas y creo que estoy en todo mi derecho de sentirlo.No pienso avergonzarme nunca más de mis sentimientos porque creo que es lo normal en mi situación. Tampoco pienso avergonzarme de mi infertilidad porque no es una cosa que dependa de mi y ademas no tenemos culpa de ello.
Y en cuanto a la navidad.... intentaré llevar las cosas con calma, pasare la cena familiar como mejor pueda y espero el tiempo pasé lo más rápido posible y que llegue marzo para poder avanzar en mi camino.Nos encontramos a tan solo tres meses.... ya mismo seguimos caminando.
¿Y vosotras? Como pasan sus navidades ?
Hasta la próxima.




jueves, 16 de noviembre de 2017

Embarazo psicologico


Hola a tod@s


Ya estoy de vuelta.
 La verdad es que se me están complicando las cosas para cumplir con mi objetivo del blog. Estoy con novedades, para dejar un poco de lado el tema embarazo y así conseguir no volverme loca , decidí ponerme a estudiar otra vez. Se me está haciendo un poco complicado llevarlo todo para delante, trabajo, marido , casa , perro y ahora los estudios, pero ya poco a poco me estoy acomodando mis tiempos.

En el post de hoy quería contarles mi experiencia con el ultimo ciclo de búsqueda (por mucho que me digan que es imposible, sigo insistiendo).


Aunque ya no tan obsesionada que antes, aun no pierdo las esperanzas y sigo intentando conseguir un embarazo natural.Ya no miro el calendario ni hago los test de ovulación, tampoco miro tanto en Internet a menos que tenga un síntoma extraño.


Y hablando de síntomas extraños.... tan raro cómo yo misma, el día 16 del ciclo anterior aparece un extraño sangrado. No fue gran cosa , solo un manchado pequeño, esto sí, tenia pinta de ser sangrado de implantación . A partir de este momento empecé con el reconocimiento físico otra vez. A los 2 días aparece cierta fatiga, sin ganas de vomitar pero esto ya me daba igual, ya para este momento estaba perdiendo el norte otra vez. Al día siguiente me veía los pechos más grandes y  mis ilusiones se hacían  aun  más grandes.



En éste ciclo no me había tomado la temperatura pero daba igual, al día siguiente me la tomé, 37 marcaba mi termómetro. ¿ se imaginan lo que yo sentí en éste momento? Mi imaginación se había disparado tanto que hasta fecha de parto tenía ya. Coincidía mi fecha de regla un día antes del cumpleaños de mi marido, así que me imagine las mil maneras más bonitas para darle la buena noticia, el mejor regalo que le pudiera dar. 


Como soy muy impaciente, me hice el primer test de embarazo un día antes de la falta y salio Negativo. Dentro de mi corazón sabía que no estaba embarazada, pero aun así, el día siguiente repetí el test. Otro negativo. En este momento me convencí, bajé de mi nube y aterricé con tal velocidad que me quedé destrozada por enésima vez. Destrozada y en silencio, ya que mi marido no sabia nada.Nunca me había sentido tan sola y vacía en toda mi vida.

Lloré y lloré hasta que no podía más.Tiré todos los test de embarazo y ovulación  que me quedaban, borré el calendario del móvil y juré ya nunca más vigilar mis síntomas.


Imagen relacionada

Había leído muchas veces sobre el embarazo psicológico, pero como yo siempre soy tan objetiva, jamas pensé  que me pasaría a mi. Y me pasó, me dio tan fuerte que de verdad me lo creí.

Hoy decidí escribir para ayudar y para que me ayuden . Ayudar a las mujeres que en su desesperación, al igual que yo, se crean un embarazo que no existe, un embarazo ficticio que hace mucho daño.  Y a mi que me ayuden en el tiempo de espera para el tratamiento, en mi lucha contra la infertilidad..Tan solo me quedan 4 meses. 

Tic Tac....Tic Tac. Ya mismo está aquí 8 de Marzo.
Hasta pronto y gracias por caminar junto a mí.








Beta espera

Sin lugar a duda son los peores días del tratamiento, la beta espera. Después de 15 dias de sufrimiento acabó mi agonía,  beta negativa. A...